lunes, 8 de diciembre de 2008

No sos lider?????

No te pagaron $6000? Durante años hiciste lo que había que hacer en tu trabajo y pensaste que algún día se te compensaría?
Entonces este video es para vos y para los que creyeron que la luz que se veía al final del túnel era la entrada a una nueva organización donde la justicia, la calidad, los valores institucionales, la transparencia, la capacitación para todos, la participación activa fuera tenida en cuenta, el trato cordial, el entrenamiento adecuado, la comunicación y la tarea en equipo nos conduciría a un ambiente agradable de trabajo, ya que (y espero equivocarme) creo que es el tren bala que viene de frente.
Que se le va hacer… siempre pasa, estás desde hace mucho haciendo la fila con sol, lluvia, frío, calor o lo que fuera y ves como aparecen mujeres con almohadones en la panza para simular embarazos, señores con muletas alquiladas en la esquina, otros que directamente se mandan, o los que el cajero con una seña lo saca de la cola y lo atiende por el costadito, etc..
Y como la Ley de Murphy para el común de los mortales casi nunca falla cuando te estás acercando: cierran la ventanilla (léase el nuevo escalafón que está en carpeta).
Y bueh… si el mundo no es perfecto y justo, por que habría de serlo nuestro microuniverso?

video

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Me filmaron en la 3ª Jornada de Integración Estratégica

video

OTRO PUNTO DE VISTA

Estimado ... y en vos a otros muchos que piensan de manera similar:
Ante todo quiero felicitarte por la iniciativa de poner por escrito tu opinión en diversos temas que nos preocupan a todos.
Decís:

“… la queridaLey 10430 de los empleados públicos de la Provincia pero también madre protectora de vagos, perezosos, ñoquis y pícaros.-
Ley que por otra parte es la bandera de algunos dirigentes gremiales que entre sus funciones tienen la organización de repartos de correspondencia y entre sus ingresos cobrar contratos de ACARA y del Colegio de Escribanos.-“

Es justamente cuando se omite el respeto de la Ley 10430 cuando aparecen los “vagos, perezosos, ñoquis y pícaros”.
Yo no sé si es bandera o no de los dirigentes gremiales que organizan los repartos de correspondencia, lo que sí sé es que no encontré en la 10430 nada que avale, propicie o estimule esta cuestión.
Tampoco contempla el tema de los contratos cobrados por aquellos que no hacen una contraprestación a A.C.A.R.A., Colegio de Escribanos, P.N.U.D., etc., que se cobran con la excusa de compensar la asignación de tareas por encima de lo que establece el escalafón de la 10430.
Entonces me pregunto: que es lo que está mal? Que se cobren estas compensaciones o que se designen personas que no cumplen con los requisitos legales para el puesto a cubrir?

A continuación:

“Creo que alguien tiene que analizar QUE HACE hoy cada agente (puesto función) en la Organización y COMO LO HACE (desempeño) y por supuesto la remuneración debe estar relacionada en función a eso, mal que le pese a la ?querida? Ley 10430 que premia solamente el transcurso del tiempo del agente en la organización.-“

Acá coincido, con excepción de eso de “mal que le pese a la querida Ley 10430 que premia solamente el transcurso del tiempo del agente en la organización”.
Pienso que las Leyes no están para ser queridas, sólo para cumplirlas: Dura Lex Sed Lex.
Por otro lado, el incumplimiento de la misma hace que los ascensos de categoría sean por acumulación de años y no por concursos.
De todas maneras el transcurso del tiempo en la mayoría de los casos es un valor, o acaso sentís que la tarea que realizás en la actualidad la podrías haber realizado al año de ingresar?
Más adelante escribís:

“Como se lo explicité en el correo del mes de abril que está adjunto a este, luego de la última recategorización la pirámide organizacional de la parte de fiscalización en toda la Provincia que es lo que conozco (de Jefes de Departamento para abajo) ha quedado _totalmente desvirtuada_.- Es decir la gran mayoría de los Agentes que revisten las principales responsabilidades (Reemplazantes de Jefes, Responsables de Calidad, Supervisores de Inspección, Supervisores de Relatoría y Responsables Zonales de Operativo) como ingresaron de 1997 en adelante revisten categorías 10 ó 12, lo que genera inequidades en la remuneración todos los meses a igual tarea con los agentes que revisten categorías superiores (Ver ejemplos del correo del mes de abril/08 adjunto al presente).- Si a esto le agregamos que aparte de la remuneración mensual también el Adicional ARBA y el Fondo “Desincentivo” se otorgan por categoría y por antigüedad sin tener en cuenta el PUESTO FUNCIóN REAL que desempeña el Agente (el cual esta descripto en el Sistema de Gestión de Calidad) se llega a una injusticia realmente intolerable.- Esta problemática se da en los cargos de Jefe de Departamento para abajo, creo que para arriba en la pirámide organizacional si se ha resuelto tal situación lo que es totalmente coherente.- Es decir, si alguién con menos años en la organización es designado para un cargo de mayor responsabilidad lógicamente debe ser reconocido y remunerado en consecuencia mal que les pese a la ?querida? Ley 10430 y sus fervientes defensores.-”

Acá comienza a crecer mi confusión y creo que se debe a la alusión parcial del artículo 14 bis de la Constitución Nacional, una Ley (la 10430) y la descripción de un puesto función en un Sistema de Calidad.
Y el orden en que lo formulé no es antojadizo, tiene que ver con el nivel de importancia, como en el truco: ancho de espadas, de bastos y … siete de espadas? No creo, me parece que en el universo de la legislación laboral un papel escrito por el S.G.C. está más cerca de un cuatro de copas, aún mas, hay quienes opinan que es un comodín… no existe.
Estoy de acuerdo con que la pirámide organizacional de ARBA es una verdadera vergüenza, digna del Cambalache de Discépolo.
Y como en una cinta de Moebius, siguiendo tu razonamiento, lo recorro, salgo por el mismo vector y sentido pero en el otro extremo, que en este caso es el respaldo legal.
Repasando: el 14 bis no sólo dice “a igual tarea, igual remuneración”. Aquí el texto completo:

El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagados; retribución justa; salario mínimo vital móvil; igual remuneración por igual tarea; participación en las ganancias de las empresas, con control de la producción y colaboración en la dirección; protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado público; organización sindical libre y democrática reconocida por la simple inscripción en un registro especial.

Será que nuestros constituyentes utilizaron el mismo criterio timbero para la enunciación de derechos?
Habrá que modificar la Constitución para incluir “ y las disposiciones del Sistema de Control de Calidad”?
Por que “la gran mayoría de los Agentes que revisten las principales responsabilidades… como ingresaron de 1997 en adelante revisten categorías 10 ó 12”? Pagando “por izquierda” remuneraciones que otros ya cobran, por los que el Estado provincial no debería erogar un centavo más, pudiendo utilizar esos recursos para comprar insumos hospitalarios, o si querés algo menos altruista, para redistribuir entre todos los trabajadores de la Agencia.
La respuesta es simple: por que se incumple la Ley 10430. En ella, bajo los títulos ESCALAFÓN, AGRUPAMIENTOS y FUNCIONES JERARQUIZADAS se detalla la tarea a desarrollar según la revista de cada agente en la carrera administrativa.
Aclaro que no soy una ferviente defensora, ni una acérrima detractora de la Ley 10430, es lo que hay, lo que nos rige a todos como empleados públicos provinciales (en definitiva, al margen de estudios cursados, rango y antigüedad, es lo que somos), y el día que ésta vaya contra mis principios o me perjudique, recurriré a la justicia, intentaré que la legislatura la modifique o presentaré mi renuncia.
Pero a pesar de manifestar tu poca simpatía hacia la 10430, la terminás reivindicando cuando decís:

“Yo personalmente preferiría tener que concursar por mi puesto hoy mismo”.

Dado que, al margen de tus preferencias personales, es lo que la misma exige.
Sigo y me encuentro con esto:

“A esta inequidad manifiesta hay que agregar que ?TODOS LOS MESES? desde la última recategorización los supervisores que ingresamos del año 1997 en adelante (Hoy categorías 10 ó 12) venimos cobrando la mitad que alguien que desempeña la misma función con categoría 21.- Es más venimos cobrando menos que agentes que tienen categorías altas (por el transcurso del tiempo en la organización) y desempeñan funciones de menor responsabilidad ya sea por decisión de algún superior, por cuestiones biológicas, por desidia, por decisión propia ó simplemente por falta de interés y motivación.-“

A esta altura creo divisar algún tipo de prejuicio hacia quienes tienen una categoría superior a 12.
Es cierto que la mayoría en el Ministerio de Economía avanza en la carrera administrativa por acumulación de años, lo que decís respecto a que los que ingresaron en el ’97, hoy tienen la 10 o 12 lo demuestra. Pero ante la inobservancia de la Ley 10430, el factor tiempo acompañando la recategorización no es un absurdo.
Como dicen en el campo: “al andar se acomodan los zapallos”.
Con esto quiero decir que a través de los años, el conocimiento, la voluntad, la experiencia, la competitividad, etc, (o la falta de ellos), hace que al margen del escalafón administrativo, se pueda distinguir quien es idóneo para cada una de las múltiples opciones de desarrollo laboral que tiene la administración.
Y acá apelo a la lógica y a la honestidad intelectual: realmente creés que no hay en toda ARBA agentes categoría 21 que estén capacitados para hacer el trabajo que hacés o que realizan quienes con menor categoría están ocupando puestos de conducción?
En una empresa eficiente le pagarían el sueldo correspondiente a un gerente para que haga de cadete y pondrían a un ejecutivo junior para que ejerza como gerente y le compensarían la diferencia económica para que ganen lo mismo?
En la enumeración de causales por las que los “que tienen categorías altas (por el transcurso del tiempo en la organización) y desempeñan funciones de menor responsabilidad” hay una en la que quiero hacer hincapié y es: “por decisión de algún superior”.
En un escrito como el tuyo, que abunda en reclamos de honestidad, trabajo, identificación con la organización, dedicación, equidad, relación fluida y cordial entre quienes pertenecemos a la agencia, que comparto y por ende adhiero, no resulta contradictorio admitir que como hecho normal y consumado, que por decisión única e inapelable de un superior se estén desperdiciando recursos humanos? Tanto nos sobra como para estar dilapidando un bien tan preciado?
Esta practica dedocrática, llevada a cabo de manera sistemática desde hace doce años en nuestro ámbito laboral, puede llegar a desmotivar al más entusiasta, no obstante ello, conozco una pila de compañeros que le siguen poniendo toda su capacidad para hacer su tarea, aunque esté muy por debajo de sus conocimientos y compartiéndolos con quienes los necesitan.
En cuanto a la desidia, creo que pocos son los casos incurables, varias teorías sobre liderazgo, sostienen que no hay malos empleados, hay malos jefes, descubrir y fomentar la veta más jugosa de cada uno de los subordinados es una de las funciones que deben cubrir quienes tienen personal a cargo.
Por último, lo de las “cuestiones biológicas”, sinceramente no lo entendí. Se me ocurren unas cuantas cosas, ninguna de ellas lo suficientemente seria como para escribirlas.
Después viene una suerte de revisionismo muy particular, que cuenta la historia a partir de su propia generación, como si antes nada hubiera sucedido:

“Los agentes en la situación como la mía no entramos ayer, hace 10 años que estamos en la organización, nos adecuamos a los cambios tecnológicos de la misma, incorporamos sin problemas un cambio cultural para la organización como son las normas ISO 9000 y aparte también pasamos la crisis del 2001, la devaluación, el cobro en patacones, etc, etc, etc.-“
Yo tampoco entré ayer, pero si lo hice hace más de diez años, y si la memoria no me falla, pasé al menos por dos cambios tecnológicos importantes, que necesariamente conllevaron una modificación cultural sin morir en el intento ni haber recibido ni siquiera una mención especial que tampoco imaginé reclamar.
La crisis del 2001 la pasamos todos, los patacones también, y aunque no lo creas en algunos sarcófagos todavía hay algunas momias, que como dice en tu escrito “ya no tienen todas las pilas para trabajar” que sobrevivieron al Rodrigazo, a Martínez de Hoz, el Plan Austral, el Primavera y todas esas hecatombes que periódicamente nos azotan.
Y para no hacer esto más extenso de lo que es, cito el final:

“Considero que si bien parte del contenido de este correo es incómodo y tal vez puede generar algún grado de conflicto lo hago con total convencimiento de que con verdad y justicia no hay que tener temor y por otra parte motivado por argumentos como los siguientes: a)Creo que sobre la injusticia no se puede construir nada, b) Que es para bien de la Organización y para que la misma se desarrolle en forma sana y armoniosa, c) Considero que es muy importante que TODOS nos sintamos parte de la Organización y se tienda a la cordialidad entre los agentes evitando se generen diferencias entre los mismos por injustas distribuciones de dinero y d) Es imprescindible lograr un ambiente propicio entre los agentes para cumplir adecuadamente la importante función que para la Sociedad tiene la Organización”

Es difícil que una organización se desarrolle sin justicia, de ahí la importancia de ajustarse a las leyes, en nuestro caso la 10430 y la 13766 como para empezar.
Más complejo es que lo haga de manera “sana y armoniosa” con tantos preconceptos, algunos de ellos lindantes con la discriminación.
No obstante ello, creo fundamental para que todos nos sintamos parte del equipo, es que haya camisetas para todos los jugadores, y que los números se correspondan a la posición que cada uno ocupa en la cancha, sin forzar situaciones poniendo al manco de arquero y al enano de cuatro.

Patricia García

El disparador (Parte II)

Esta es la segunda parte del mail, esta vez, supuestamente dirigido al Licenciado Alejandro Barbieri fechado en septiembre del 2008.

"Estimado Licenciado Alejandro Barbieri:Luego de las últimas noticias … le escribo el presente correo motivado por un lado por una mezcla de sentimientos negativos (decepción, tristeza, bronca) y por otro lado con el ferviente deseo de que esta organización nueva que es ARBA crezca en forma sana, vigorosa, que nos contenga a todos y que la relación entre los miembros de la misma sea cordial para lograr un ambiente propicio para relacionarnos mejor con el Ciudadano y cumplir adecuadamente la función social que tenemos.-Usted no me conoce … no tome esta inquietud como el reclamo de un adolescente rebelde sino como una expresión de alguien que lucha por lo suyo (honestidad, trabajo, identificación con la organización, dedicación, etc) cuando se da cuenta que los que debieran luchar por él no lo hacen porque están más preocupados en luchar por otro tipo de intereses.-Humildemente, creo que se está desaprovechando una oportunidad de ir a fondo en ARBA en lo relacionado con la administración de los recursos humanos, gracias a las limitaciones que impone la “querida” Ley 10430 de los empleados públicos de la Provincia pero también madre protectora de vagos, perezosos, ñoquis y pícaros.- Ley que por otra parte es la bandera de algunos dirigentes gremiales que entre sus funciones tienen la organización de repartos de correspondencia y entre sus ingresos cobrar contratos de ACARA y del Colegio de Escribanos.-Entrando en el tema … le voy a transcribir a continuación el párrafo final del correo que he enviado con una inquietud al Licenciado Arias allá por el mes de Abril preocupado por la distribución del Fondo Incentivo y anticipándome a lo que en definitiva ocurrió. Dicho correo usted lo leyó con detenimiento y al cual me respondió “En tal sentido le puedo comentar que estamos trabajando para reducir al mínimo las posibilidades de inequidad en la distribución”.Aquel párrafo escrito por mi en el correo adjunto citaba: “Bueno por último quiero manifestarle que si bien la presente inquietud parece fundamentalmente económica hay que tener en cuenta que la misma tiene otros aspectos no menos importantes como: 1) Que todos los agentes de fiscalización nos sintamos incentivados por el fondo lo que seguramente impactará en los resultados de la gestión y afianzará un sentido de pertenencia a la Organización de todos sus miembros, 2) Que la distribución del incentivo dentro de la Organización sea medianamente justa premiando la eficiencia, la dedicación, la innovación, la proactividad, el compromiso y no el mero hecho de que transcurra el tiempo siendo parte de la misma lo cual por otro lado ya está reconocido en la remuneración mensual y 3) Que la distribución del producto del trabajo entre los integrantes de una organización debe efectuarse con un mínimo de equidad lo que contribuye a que la relación entre los mismos sea fluida y cordial.”Lamentablemente … tengo que decirle con desazón, que con la manera en que se distribuyó el “fondo desincentivo” y como se fijó el Adicional ARBA ninguno se cumple para mí y para los agentes que están en una situación como la mía, por los motivos que voy a explicar en los párrafos siguientes.- Por supuesto que no se puede medir: a) cuán desincentivado está un agente y como va a afectar esto a la gestión, b) cuanto lo afectará al agente una distribución injusta de un incentivo (distintos montos para igual tarea) y que acciones va a tomar o dejar de tomar como consecuencia de ello ó c) cuanto se afectará la relación entre los agentes remunerados de manera injusta, etc.- Son todas cuestiones subjetivas que no van a tener un ratio o indicador que las mida pero obviamente las mismas van a influir en los resultados de la gestión, sino están influyendo ya.-Creo que alguien tiene que analizar QUE HACE hoy cada agente (puesto función) en la Organización y COMO LO HACE (desempeño) y por supuesto la remuneración debe estar relacionada en función a eso, mal que le pese a la “querida” Ley 10430 que premia solamente el transcurso del tiempo del agente en la organización.-
Como se lo explicité en el correo del mes de abril que está adjunto a este, luego de la última recategorización la pirámide organizacional de la parte de fiscalización en toda la Provincia que es lo que conozco (de Jefes de Departamento para abajo) ha quedado totalmente desvirtuada.- Es decir la gran mayoría de los Agentes que revisten las principales responsabilidades (Reemplazantes de Jefes, Responsables de Calidad, Supervisores de Inspección, Supervisores de Relatoría y Responsables Zonales de Operativo) como ingresaron de 1997 en adelante revisten categorías 10 ó 12, lo que genera inequidades en la remuneración todos los meses a igual tarea con los agentes que revisten categorías superiores (Ver ejemplos del correo del mes de abril/08 adjunto al presente).- Si a esto le agregamos que aparte de la remuneración mensual también el Adicional ARBA y el Fondo “Desincentivo” se otorgan por categoría y por antigüedad sin tener en cuenta el PUESTO FUNCION REAL que desempeña el Agente (el cual esta descripto en el Sistema de Gestión de Calidad) se llega a una injusticia realmente intolerable.- Esta problemática se da en los cargos de Jefe de Departamento para abajo, creo que para arriba en la pirámide organizacional si se ha resuelto tal situación lo que es totalmente coherente.- Es decir, si alguien con menos años en la organización es designado para un cargo de mayor responsabilidad lógicamente debe ser reconocido y remunerado en consecuencia mal que les pese a la “querida” Ley 10430 y sus fervientes defensores.-Seguramente en la mesa de negociación entre los que dirigen la gestión y los dirigentes gremiales tratando el tema de incluir en el adicional ARBA un monto asociado a los puesto función no reconocidos y detallados en el párrafo anterior, los últimos van a argumentar que son puestos no concursados.- Yo personalmente preferiría tener que concursar por mi puesto hoy mismo incluyendo en el concurso: a) Conocimiento del puesto, b) Sistema de Gestión de Calidad, c) Legislación aplicable a los tributos provinciales, d) Conducción y liderazgo de grupo, e) Análisis y resolución de problemas, etc con quienes se postulen si con eso se lograra poner fin a esta DISTRIBUCION INJUSTA DE RECURSOS EN LA ORGANIZACION.-A los efectos de clarificar y cuantificar paso a un ejemplo del dinero a cobrar en el mes de Septiembre en montos aproximados:Un Supervisor “A” Categoría 10 (Sueldo 2.400,00, Adicional ARBA $ 900,00 y Fondo $ 4.900,00) y Un Supervisor “B” Categoría 21 (Sueldo $ 5.500,00, Adicional ARBA $ 2.000,00 y Fondo $ 8.500,00). En totales aproximados ”A” $ 8.200,00 y “B” $ 16.000,00. Suponiendo que son igualmente eficientes “B” cobrará EL DOBLE POR EL MISMO PUESTO FUNCION, LO QUE ES SENCILLAMENTE INCREIBLE.-A esta inequidad manifiesta hay que agregar que “TODOS LOS MESES” desde la última recategorización los supervisores que ingresamos del año 1997 en adelante (Hoy categorías 10 ó 12) venimos cobrando la mitad que alguien que desempeña la misma función con categoría 21.- Es más venimos cobrando menos que agentes que tienen categorías altas (por el transcurso del tiempo en la organización) y desempeñan funciones de menor responsabilidad ya sea por decisión de algún superior, por cuestiones biológicas, por desidia, por decisión propia ó simplemente por falta de interés y motivación.-Quiero aclarar que el planteo no apunta a que si dos agentes desempeñan el mismo puesto función deben cobrar lo mismo. Obviamente que la antigüedad en la Organización debe ser reconocida pero no como en la actualidad en que la diferencia en los montos recibidos constituye un verdadero dislate que no resiste el menor análisis.-Cuando se plantea esto a los dirigentes gremiales, los mismos manifiestan que no nos preocupemos que ya vamos a ir recibiendo los aumentos de categorías cuando vaya transcurriendo el tiempo y por otra parte que hay compañeros que tienen muchos años en la organización y que si bien ya no tienen todas las pilas para trabajar nunca recibieron nada y pasaron épocas muy difíciles, etc, etc.- Con respecto a estos graciosos argumentos quiero decir: a) No me parece coherente querer conformar a alguien en este país donde no se sabe lo que va a pasar en 6 meses con noticias esperanzadoras a 20 años y b) Los agentes en la situación como la mía no entramos ayer, hace 10 años que estamos en la organización, nos adecuamos a los cambios tecnológicos de la misma, incorporamos sin problemas un cambio cultural para la organización como son las normas ISO 9000 y aparte también pasamos la crisis del 2001, la devaluación, el cobro en patacones, etc, etc, etc.-De conversaciones con agentes en la misma situación en otros departamentos de operación en la Provincia surge que cuando se plantea esta injusticia a través de los Jefes o personas que viajan a La Plata la respuesta es que se está hablando para el año que viene de dar un adicional por función para los Supervisores pero que todavía no se sabe para cuando (a partir de que mes), ni relacionado con que categoría, etc, etc.- La manifestación “a partir del año que viene” puede tener distintas interpretaciones: Un optimista podría pensar que se implementa y se cobra a partir de Enero de 2009, alguien moderadamente optimista podría pensar que algún día se va a dar pero que por ahora es solamente un tema de la agenda 2009 y un pesimista podría pensar que son cuentos chinos.- Independientemente de las versiones sobre el particular a mi me surge la curiosidad de por que dicha situación no se resolvió ahora que se están haciendo tantos esfuerzos para incluir conceptos en el Adicional ARBA (entre ellos los contratos de ACARA y del Colegio de Escribanos que se otorgaron oportunamente por funciones y/ó por portación de rostro) y en cambio un adicional por nuestro “puesto función” se sigue postergando cuando realmente lo estamos desempeñando en la actualidad (algunas personas desde hace 6 años), está descripto detalladamente en el Sistema de Gestión de Calidad, se puede consultar en Internet, etc.-Quiero dejar en claro que esta inquietud no es un reclamo de categoría 21 para los Supervisores, sino alguna medida que tienda a sincerar la pirámide organizacional en la parte de fiscalización la que, como manifesté en el correo del mes de abril y en párrafos anteriores, está totalmente desvirtuada luego de la importante incorporación de agentes desde el año 1997 en adelante a los cuales se les asignaron los puestos de mayor responsabilidad.- Es decir no existe relación entre: 1) las tareas efectivamente desarrolladas por los agentes (puesto-función) y 2) la antigüedad de los agentes y las categorías de la Ley 10430 conceptos a los cuales van atadas en la actualidad las remuneraciones de ARBA (Sueldo, Adicional ARBA y Fondo “Desincentivo”).Si bien este planteo lo hago en forma estrictamente personal, se positivamente que la opinión es totalmente compartida por los agentes que están en la misma situación que yo desempeñando funciones en los distintos departamentos de fiscalización (hoy operación) y a partir de mañana lo voy a hacer circular para que se agreguen inquietudes y sugerencias.-Considero que si bien parte del contenido de este correo es incómodo y tal vez puede generar algún grado de conflicto lo hago con total convencimiento de que con verdad y justicia no hay que tener temor y por otra parte motivado por argumentos como los siguientes: a) Creo que sobre la injusticia no se puede construir nada, b) Que es para bien de la Organización y para que la misma se desarrolle en forma sana y armoniosa, c) Considero que es muy importante que TODOS nos sintamos parte de la Organización y se tienda a la cordialidad entre los agentes evitando se generen diferencias entre los mismos por injustas distribuciones de dinero y d) Es imprescindible lograr un ambiente propicio entre los agentes para cumplir adecuadamente la importante función que para la Sociedad tiene la Organización.
-
A su disposición, atentamente.-"

miércoles, 29 de octubre de 2008

El disparador (Parte I)

Está circulando por la Agencia un mail con algunas inquietudes sobre la distribución salarial, el Fondo Incentivo, funciones, categorías, etc..
El mismo funcionó como disparador para la creación de este Blog, ya que al margen de coincidencias y divergencias, creemos que es parte de un debate que nos debemos con el fin de optimizar el rendimiento y las relaciones laborales dentro de la organización a la que pertenecemos por lo que invitamos a dejar sus comentarios.
A continuación, transcribimos un mensaje supuestamente dirigido al Licenciado Roberto Arias:
Abril de 2008.-
… soy Agente de ARBA desde … 1998, me desempeño … como Supervisor … desde … 2006, tengo categoría 10…
A través de la presente quiero expresarle una inquietud personal que tengo con respecto a la distribución del Fondo “incentivo estímulo” dado que … se está trabajando en la implementación para que el mismo comience a ser abonado en el mes de Agosto del presente año…… quiero explicarle los motivos de no canalizar esta inquietud por las vías naturales que serían el gremio al que estoy afiliado (AERI) o la vía jerárquica correspondiente y en su lugar utilizar este medio.-
a) En relación al gremio como Profesional … nunca me he sentido representado y por otra parte no se ha consultado a las bases en ningún tipo de reunión a los efectos de manifestarnos sobre el tema de la referencia lo que habla de la centralización en La Plata de las decisiones con respecto al mismo.-b) Con respecto a la vía jerárquica (la que he respetado en mis 10 años en la organización), no la utilizo en este caso por una cuestión de celeridad y porque considero que Usted es el funcionario que puede interpretar adecuadamente el sentido de esta inquietud.- … Ingresando en el tema …, el gremio en la semana anterior ha emitido un comunicado en el cuál manifiesta que el fondo “incentivo estímulo” se distribuirá en base a los siguientes parámetros: 25 % por recaudar …, 25 % que sería proporcional al logro de los objetivos …, 30 % por el logro de otros objetivos comprometidos por la gestión y un 20 % … relacionado con la evaluación de desempeño.-
Este es un criterio con el cual se puede o no estar de acuerdo pero que es aplicable a todos los agentes.-
Pero existe otro párrafo … que no recuerdo textualmente pero que la idea expresada en el mismo estaba orientada a “que el gremio va a exigir con firmeza que en la distribución del fondo se haga en función de masa salarial, categoría, carrera administrativa, etc?.-Esta es la única información formal que tenemos a la fecha, la cual no es muy alentadora para los profesionales que nos incorporamos a la DPR a partir del año 1997 (Legajos 300000 en adelante) los cuales si bien en la actualidad estamos desarrollando (en un alto porcentaje) las funciones de inspectores, relatores, supervisores, responsables de calidad e incluso hay algunos jefes de departamentos de fiscalización en la reciente recategorización nos fueron otorgadas categorías 10 a lo sumo 12.-
La distorsionada realidad que existe actualmente en el personal de Fiscalización en cuanto a las tareas efectivamente desarrolladas y la categoría remuneración obtenida se puede resumir en algunos ejemplos y a su vez evaluar en los mismos como impactará el método de distribución del fondo “per cápita” arriba detallado :Ejemplo 1: Un Inspector “A” (Categoría 12) y otro Inspector “B” (Categoría 21) que desarrollan las mismas tareas y ambos cumplen con los indicadores de rendimiento establecidos cobran aproximadamente $ 2.500,00 y $ 5.000,00 respectivamente.- En este ejemplo creo que con la diferencia cobrada cada fin de mes está suficientemente remunerada la diferencia de antigüedad como agente del organismo.La pregunta es si el fondo “incentivo estímulo” va a actuar como tal en el Inspector “A” cuando al distribuir el mismo proporcionalmente en función al sueldo obtenido por categoría cobre aproximadamente la mitad de lo que va a percibir el Inspector “B”.-
Este fue un ejemplo cuidadosamente elegido para demostrar una injusticia entre dos agentes que desarrollan la misma tarea, que son igualmente eficientes y que fueron evaluados de la misma manera por su supervisor.-
Podemos desarrollar a continuación un ejemplo extremo que directamente nos lleva al absurdo.-Ejemplo 2: Un Supervisor categoría 12 y un asistente técnico categoría 21 cobran todos los meses aproximadamente $ 2.500,00 y $ 5.000,00 respectivamente.-
Si el fondo “estímulo incentivo” se distribuye proporcionalmente al sueldo cobrado por categoría es fácil imaginar lo “incentivado estimulado” que se va a sentir el Supervisor (tiene gente a cargo, tiene un puesto función definido dentro del sistema de calidad, coordina tareas, atiende auditorías, etc) comparando la suma que percibe del fondo y la tarea que desarrolla con lo que percibe del fondo el Asistente Técnico y el aporte que el mismo hace a la organización.-Ejemplo 3: se podría mencionar a un Inspector “A” de planta temporaria y a otro “B” de planta permanente que desarrollan la misma función, con la misma eficiencia, con equivalente calificación de su supervisor y uno recibe el fondo y el otro no.-
Del análisis de los ejemplos desarrollados y de otros que se podrían desarrollar tomando casos reales de empleados de Fiscalización en toda la Provincia surge que en un alto porcentaje de los mismos si bien van a recibir un monto XX del fondo el mismo no va a producir un efecto “incentivo estímulo” sino todo lo contrario.-Ante esta situación como curiosidad he tratado de averiguar aunque sea superficialmente mediante consulta a amigos conocidos que trabajan en otros organismos donde se distribuye algún tipo de fondo equivalente al que se va a implementar en ARBA como funcionan los mismos:
* Fondo de la AFIP: Se distribuye una parte por categoría y otra por evaluación de desempeño.-
Hay que tener en cuenta que en la AFIP mediante retiros voluntarios se ha depurado el personal entonces la distribución de las categorías escalafonarias en la pirámide organizacional es medianamente razonable.-
Es decir, es imposible que se dé el Ejemplo 2) explicitado anteriormente.-
* Reparto de la Tasa de justicia en el Poder Judicial de la Provincia: la misma se distribuye en partes iguales entre los empleados, es decir no importa si el agente es secretario de un juez, ordenanza, etc.- La diferencia de remuneración por la tarea desarrollada ya está considerada en el sueldo que se recibe mensualmente.-
Bueno por último quiero manifestarle que si bien la presente inquietud parece fundamentalmente económica hay que tener en cuenta que la misma tiene otros aspectos no menos importantes como: 1) Que todos los agentes de fiscalización nos sintamos incentivados por el fondo lo que seguramente impactará en los resultados de la gestión y afianzará un sentido de pertenencia a la Organización de todos sus miembros, 2) Que la distribución del incentivo dentro de la Organización sea medianamente justa premiando la eficiencia, la dedicación, la innovación, la proactividad, el compromiso y no el mero hecho de que transcurra el tiempo siendo parte de la misma lo cual por otro lado ya está reconocido en la remuneración mensual y 3) Que la distribución del producto del trabajo entre los integrantes de una organización debe efectuarse con un mínimo de equidad lo que contribuye a que la relación entre los mismos sea fluida y cordial.-
Sin otro particular y con la esperanza de que esta nueva etapa de la organización incluya de manera justa a todos sus miembros, aprovecho la oportunidad para saludarlo atentamente y desearle mucha suerte en sus nuevas funciones.-